El equipo que dirige técnicamente Jürgen Klopp derrotó a Chelsea de Frank Lampard por penales y se alzó como “Campeón de Campeones”

Liverpool consiguió su cuarta Supercopa Europea en la historia del club.

Miércoles 14 de Agosto de 2019, el día tan esperado por ‘reds‘ y ‘blues‘ llegó a su fin. Liverpool se condecoró como el flamante campeón de la Supercopa Europea en una dramática definición por penales con Adrián San Miguel como héroe principal. El guardameta español llegaba para ser el suplente de Alisson Becker -quien no pudo disputar la final por una lesión en el debut de la Premier League– y terminó siendo crucial para la tan ansiada cuarta copa en la vitrina de los de Liverpool.

Chelsea se adelantó a los 36′ con un gol de Olivier Giroud para el 0-1 parcial de los londinenses, pero Sadio Mané emparejaría las cosas a los 56′ del complemento. El partido no se movería más hasta la definición desde los 12 pasos, donde los rojos estuvieron mejor y terminaron consiguiendo la copa que les faltaba en la temporada. Con algunos cambios en el XI inicial, Liverpool llegó a salir de un momento incómodo al que lo estaba sometiendo Chelsea, ya que el campeón de la Europa League atacaba constantemente y asomaba un 0-2 que hubiera sido lapidario.

Vodafone Arena fue testigo del campeonato ‘red’

Liverpool ya inició la temporada con un trofeo en las vitrinas y siendo, potencialmente, uno de los candidatos para repetir el plato en la UEFA Champions League, al igual que Chelsea aunque el golpe por la salida de Hazard parece estar cubierto por Christian Pulisic, ya que el norteamericano respondió perfectamente a las exigencias y seguirá siendo de consideración del DT. Sigue el fútbol, sigue la fiesta.