El mediocampista danés contó a medios italianos los problemas que le ocasiono la pandemia de COVID-19.

“El jugador llego procedente del Tottemham por 20 millones de euros”

El mediocampista Christian Eriksen, contó el calvario que ha pasado en estos tiempos desde que lo desalojaron del hotel en el que estaba.

“Pensé en pedir a Young y Lukaku pasar el confinamiento con ellos, pero tienen familias de las que cuidar y 14 días son muchos para estar durmiendo en el sofá de otra persona”, contó Eriksen al diario The Sun.

“Un policía me paró y, con lo mal que hablo italiano, les intenté explicar lo que hacía, a dónde iba y por qué estaba en la calle”.

El futbolista de 28 años termino quedándose en la Ciudad Deportiva del club “con un chef y cinco miembros del staff que han preferido pasar aquí la cuarentena para proteger a sus familias”, contó.

El danés también reconoció que no se ha entrenado de la mejor manera.

“He estado corriendo en el parking y he calculado que puedo correr 35 metros y luego darme la vuelta. No he tocado un balón en siete semanas, el periodo más largo de mi vida, y lo empiezo a echar de menos”, confesó.

10 COMENTARIOS

Comments are closed.