La suspensión de la liga escocesa de fútbol se amplió hasta por lo menos hasta el 10 de junio como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

El campeonato escocés se paralizó el 13 de marzo ante la propagación del COVID-19 y en un primer momento se anunció una suspensión hasta el 30 de abril. Ahora la liga escocesa ha optado por alargar la suspensión como mínimo hasta el 10 de junio.

“El mensaje es muy claro: las medidas de restricción introducidas por el gobierno salvan vidas y debemos apoyarlas, por lo que no hay ninguna perspectiva de vuelta inminente a los entrenamientos “, declaró el presidente de la Federación Escocesa de Fútbol (SFA) Rod Petrie.

La SFA insistió en que el objetivo es acabar el torneo, pero no descartó la idea de mantener la clasificación existente antes del parón si no es posible disputar los partidos restantes.

El Celtic lidera la tabla con 13 puntos de ventaja sobre el Rangers con ocho partidos por jugar y parecía encaminado a un noveno título consecutivo.

Las diferentes partes del fútbol escocés iban a reunirse el próximo 23 de abril con la idea de estudiar una posible cancelación definitiva del campeonato, una propuesta ahora descartada tras la reciente advertencia de la UEFA de posibles sanciones contra aquellos países que den por finalizados sus competencias domésticas.

13 COMENTARIOS

Comments are closed.