Quique Setién, mantuvo una charla con su amigo Ramiro Amarelle y habló sobre cómo es su vida siendo entrenador de fútbol.

Quique Setién mencionó que en sus primeras semanas en el Barcelona se acostumbró a entrenar con los jugadores.

“Me lo paso muy bien en los rondos. No soy de los peores. Por el balón. Llevo más de 40 años viviendo del fútbol y esto ha sido un privilegio toda mi vida. El balón es siempre lo que me ha atraído, es lo que más he disfrutado y espero seguir haciéndolo unos años más”, explicó.

“Me adapto bastante bien a lo que toca. La realidad está por encima de todo lo demás. Pensar que hay millones de personas encerradas en casa algunos en 50 metros con 6 o 8 personas sin nuestras condiciones lo llevas de otra manera. Pero es verdad que hay momentos que pido el aire del mar, el césped, espacio para poder correr y pasarlo de otra manera. Pero esto es lo que toca y lo llevo bien”, agregó.

Aclaró que tenía un buen entrenador: “Nunca pensé que quería entrenar, incluso me saqué los títulos sin pensar que quería entrenar. Pero un día ves al equipo de Cruyff y estás dentro del campo y ves que lo que te gusta es aquello que hacen ellos. En muchas etapas en el Racing los entrenadores eran muy defensivos. Nos metíamos atrás y el objetivo era evitar el descenso. Yo me aburría mucho. Cuando veía como jugaban aquí y que estabas 80 minutos detrás del balón y no la veías… ahí es donde empiezas a ver las tácticas y a darte cuenta de lo que te gusta”.

13 COMENTARIOS

Comments are closed.