Kingsley Coman apareció con un McLaren, pero Bayern Munich acordó ir a las instalaciones con un Audi, ya que es patrocinador del club alemán.

El atacante, de acuerdo con información publicada por el diario Bild de Alemania, cometió un terrible error durante la práctica programada para el jueves 16 de abril y ello le saldrá caro.

La fuente alemana asegura que el futbolista asistió al entrenamiento conduciendo un auto de la marca McLaren. Sin embargo, el club y los jugadores tienen un pacto por el cual está obligados a movilizarse en un Audi, debido a que es uno de los patrocinadores del club.

Coman, siempre citando a la misma fuente, recibirá una multa por incumplir los acuerdos pactados con el Bayern Múnich. Más tarde, el extremo francés reconoció la falta que había cometido en unas declaraciones que publica Bild.

“Me gustaría disculparme con el club y con Audi por no haber venido a entrenar en el auto de la compañía. La razón fue un espejo retrovisor dañado en mi Audi. De todos modos fue un error”, admitió el futbolista, claramente arrepentido.

Anteriormente, jugadores como Jerome Boateng y Philippe Coutinho habían llegado al estadio del Bayern Munich conduciendo un Mercedes, mientras que Niklas Süle lo hizo con un Ferrari. Los tres también pagaron multa por haber olvidado el acuerdo establecido.

17 COMENTARIOS

Comments are closed.