El actual técnico del RB Leïpzig dio sus razones del porqué se negó a dirigir al equipo blanco después de la salida de Zinedine Zidane.

Palabras del mismo protagonista. Es uno de los técnicos más prometedores del fútbol mundial, por su corta edad y gran estrategia, pero reconoce que aún le falta. Julian Nalgelsmann, DT alemán de 32 años, confesó que Real Madrid quiso sus servicios en el año 2018 cuando Zidane se alejó, pero no aceptó. En una entrevista para el diario británico The Independent, el germano confesó a detalle el intercambio de palabras que tuvo con los directivos del conjunto blanco.

Tottenham Hotspur y RB Leïpzig definen su suerte por los 8vos de final de la UEFA Champions League 2019/20

EL ‘NO’ DE JULIAN NAGELSMANN AL REAL MADRID EN 2018

“Es normal que si el Madrid te llame lo pienses. Estaba sorprendido en un principio. Lo consideré y no me sentí cómodo con la decisión de ir ahí. Quiero mejorar. Si vas al Real Madrid no hay tiempo para mejorar como entrenador. No tienes la oportunidad de ser un mejor entrenador, ya que tienes que ser el mejor. No soy el mejor ahora, pero admito que quiero ser uno de los mejores a futuro. Si vas al Real Madrid o al FC Barcelona, los aficionados, los medios y los que toman las decisiones no te dan tiempo de crecer. Solo quieren ver victorias, títulos y trofeos de Champions League. Si no ganas, no puedes decir ‘todavía soy joven, estoy desarrollándome’.

En el fútbol no es fácil planear una carrera, porque es muy impredecible, pero tienes que intentar hacerlo. Real Madrid es, probablemente, uno de los pasos más grandes que puedes hacer. Así que pensé: ‘vas a cumplir 31 años, vas al Real Madrid y, ¿a dónde vas desde ahí?. El otro asunto es que el idioma es muy importante para mí. Me gusta comunicarme. Soy muy expresivo con mis jugadores. No sé hablar español, solo puedo decir ‘hola, qué tal’. Ir al Real Madrid era dar el paso más grande, pero no el correcto, por ahora”.

MUY CUERDO Y CENTRADO

Aunque a algunos les puede parecer descabellada la negativa, tiene absoluta razón. Se trata de un club muy exigente -quizá el que más lo es- en la élite europea. Real Madrid tiene un prestigio ganado a pulso y los malos resultados no van con el club. Nagelsmann fue muy sensato al entender que aún no era el momento. Quizá no se le presente esta ocasión más adelante, o quizá sí. Pero, por ahora, sigue creciendo como profesional y lo demuestra cada fin de semana con el RB Leïpzig. El equipo de Die Roten Bullen es líder provisional (45) hasta que juegue el FC Bayern (43); es decir, pelea en los puestos altos de la Bundesliga. No cabe duda que, si sigue así, pronto tendrá una chance en algún equipo de alto vuelo, o selección.