La persona que les escribe esta nota de opinión, normalmente no es que concuerde mucho con la prensa sensacionalista del país. Sin embargo,no puedo negar el hecho de que el partido de ayer, fue un asalto a mano armada. Un atraco encabezado por el arbitro Julio Bascuñán, quien desde ya lo digo, no puede ni debe volver a arbitrar un partido de forma oficial.

Nacional

Voy a ser honesto. Aun me hierve la sangre después del partido, pese a que ya tuve un tiempo para analizar y procesarlo debidamente, cuanto más imparcial me pongo, más rabia me provoca, porque es un partido sin fundamentos arbitrales.

Iniciamos desde la acción de Richarlison que termino con la ceja cortada de Miguel Trauco. Bascuñán, ¿tu eres o te haces?, en la vida, en la puta vida alguien sin intención de agredir te va a dejar con la ceja cortada. Ya desde ese momento, se observaba un claro favoritismo para la selección “verdeamarela”,sobre la nacional. Así mismo, Bascuñán poco y anula el primer gol de carrillo, porque claro, un gol en posición legal pateada con la pierna es tema para consultar con el VAR, ¿verdad?.

Claro, la noche no hacia más que empezar, porque en la mentira más grande del año, la cual es el VAR, nos cobran un penal previa mano de Neymar. Claro primero esta un jalón (los cuales fueron protagonistas del partido porque en todo el partido hubieron varios, la mayoría fueron hechos por Brasil, sin embargo nosotros bien gracias). No obstante, se le podía dar el beneficio de la duda, a ese penal y ya hasta ahí todo bien es debatible el error. Sin embargo las siguientes acciones del partido por parte de la “canarinha” me dan mucho que pensar. Dios mio, aquí pregunto: ¿QUE MIERDA NECESITA HACER DOUGLAS LUIZ, PARA QUE LE SAQUEN UNA AMARILLA?, el tipo literalmente estuvo pegandole a Carrillo de gratis todo el partido.

APUESTA EN LOS MEJORES EVENTOS DEPORTIVOS INGRESANDO A MERIDIANBET

Y LA MENTIRA PARA LA SELECCIÓN RECIÉN INICIABA

Tras unos primeros 45 minutos, donde Perú demostró tener mejores argumentos que Brasil y de plano debía ir ganando, pero las malas decisiones del arbitro frenaron el desempeño de la escuadra nacional, nos fuimos al segundo tiempo.

Se inicio de buena manera, Perú volvía al partido con un gol de Renato Tapia. Sin embargo el llegaría el gol de Richarlison que fuera de bromas, estuvo jugando gratis, ya que debió salir en el primer tiempo luego de dejar ensangrentado a Trauco.

Y es aparir de aquí que empieza el show de Bascuñán. Contraataque de Brasil, centro para Neymar, Zambrano gana la posición, Neymar hace falta a Zambrano y es panal para Brasil. El grito que pegue en ese momento solo demostraba mi frustración. Porque Brasil en mi mente paso a ser esa maquina que goleaba a Perú con suma autoridad a depender netamente del arbitro para poder sacar un resultado ante una Selección nacional que jugo muy bien.

Luego de eso ya, ¿que más decir?. Ese penal inexistente nos saco del partido, no fueron al VAR, pese a que la jugada era clarisima. Posteriormente creo que Zambrano hace lo que todos hubiéramos querido, meterle un codazo a Richarlison, le sacan amarilla y en la acción más pendeja del año, ahora si se les ocurre ir al VAR. Cuestión que Perú se queda con 10 por una falta que para mi, es una reacción natural, pero es valida la roja. Ahora aquí lo que genera incomodidad es, si Zambrano fue expulsado tras consultar con el VAR. ¿POR QUE A RICHARLISON NO LO ECHARON CUANDO LE ROMPIÓ LA CEJA A TRAUCO?

Sinceramente y de forma objetiva, Perú debía salir del Nacional de Lima con almenos un empate, sin embargo un nefasto arbitraje, nos impidió sumar en casa. Pese a ello, la fe sigue intacta, el partido de ayer dejo muy en claro que Perú es una selección que esta para competir con quien sea. Ya no somos más ese equipo que soltaba puntos, este es el camino y se que llegaremos al mundial, esto recién comienza.

ARRIBA PERÚ CARAJO

4 COMENTARIOS

Comments are closed.